• Contacto

    Estamos en Paseo Canalejas, 28. 39004. Santander.
    Para contactar con nosotros:
    Telefono: 942 21 64 26
    Email: fpminmaculada@planalfa.es

El centro

diez.jpg

Vicenta María López y Vicuña nace en Cascante (Navarra) el día 22 de Marzo de 1847. Desde muy niña sus padres deciden mandarla a Madrid para que sus tíos se encarguen de su formación. Allí entra en contacto con la labor asistencial-educativa que éstos realizan con las jóvenes que, procedentes de los pueblos, llegan a la ciudad en busca de trabajo.

Vicenta María descubre en estas jóvenes, solas en la gran ciudad, abandonadas, sin trabajo ni formación, utilizadas muchas veces o marginadas, una persona digna de toda atención y respeto; un ser capaz de desarrollarse, de promocionarse, capaz de influir positivamente en las familias y en la sociedad. Ve en ellas a una hija de Dios, salvada por Cristo, con un destino eterno.

centro_mod.JPG

Y, adelantándose un siglo al movimiento actual de la sociedad, intuye que la evangelización y la promoción de la joven son el mejor medio de liberación. Con este fin, y para dar continuidad a la obra iniciada por sus tíos, confirma su deseo de “darse a procurar la salvación de estas jóvenes”; en los Ejercicios de 1868, su decisión le hace exclamar: ¡LAS CHICAS HAN TRIUNFADO! funda la Congregación de Religiosas de María Inmaculada, cuya misión es “conservar a las jóvenes en el bien, preservándolas de peligros, formándolas en su deber” y ofreciéndoles un “hogar”. Busca para la joven una formación integral: humana, cristiana y profesional para que pueda defenderse e integrarse socialmente y, al mismo tiempo, cristianizar con su presencia el ambiente de trabajo en que se encuentra inculcándoles la caridad, la vida eucarística, el amor a María…

Nuestra Visión

Queremos ser una escuela abierta que enseñe evangelizando, impregnando de la Buena Noticia de Jesús de Nazaret, el Hijo de Dios, toda la tarea educativa.
Una visión de esperanza, crítica y optimista de lo que pasa en el mundo, que genera expectativas positivas en las personas, equipos y familias partiendo de su potencial, no de sus carencias.
Una visión de las personas: como hizo Jesús de Nazaret, aceptamos a las personas con sus valores y circunstancias y ofrecemos un enriquecimiento vital desde la formación integral.
Enfocamos la Educación hacia la transformación de la sociedad y la Edificación del Reino. La escuela enseñará a ser persona y a saber cuáles son las claves para la felicidad y para el desarrollo de su inteligencia emocional, moral y espiritual.
– La escuela será el espacio del aprendizaje social, que enseñe a vivir en familia y en comunidad.
– Optar por el modelo “educar”, el aprendizaje de competencias para la formación personal y social. Lejos del modelo “enseñar”.
– Optar por una escuela para entrenar habilidades para la vida. Lejos de la escuela de la abstracción.
– Optar por una escuela de la curiosidad proactiva. Lejos de la escuela aburrida.
– Optar por el aula cooperativa, emocional, mediática, inculturada en el mundo, en su realidad.
– Enseñará y aprenderá utilizando los avances tecnológicos al servicio de una mayor humanización.
– Superará el paradigma de la transmisión de la información y sumergirá a los alumnos en búsqueda del conocimiento y del aprender a aprender.

ALUMNADO NECESITADO
Queremos ser centros capaces de captar las necesidades y las carencias de los alumnos en cualquier aspecto y circunstancia, acogiéndolos y potenciándolos para que encuentren su propio camino.

RESPUESTAS PREVENTIVAS.
Queremos ser centros actualizados y coordinados, capaces de llegar a las raíces de los problemas, dando respuestas preventivas: orientar y fomentar el pensamiento crítico, formar en actitudes, suscitar la capacidad de decisión autónoma del alumnado, y proporcionarle todas aquellas “experiencias de bien” que contribuyan a vivir sana y coherentemente.

IMPLICACIÓN, COHESIÓN DE EQUIPO Y SENTIDO DE PERTENENCIA
Queremos ser centros en los que la implicación activa, la cohesión de equipo y el sentido de pertenencia de toda la comunidad educativa, sean los motores que impulsen el cambio hacia una vivencia comunitaria socializadora y transformadora, en sintonía con las necesidades de cada momento, conforme al carácter propio, dando testimonio desde nuestra propia implicación.

PEDAGOGÍA POSITIVA
Nos sentimos parte de una Institución con unos valores educativos propios, que cultiva y desarrolla hoy a través de las inteligencias múltiples, con una atención particular a la inteligencia emocional y espiritual.

METODOLOGÍA PERSONALIZADA
Pretendemos lograr un aula abierta a la vida teniendo en cuenta las demandas de la sociedad, partiendo de una metodología personalizada en la que el alumno sea el protagonista, dotándole de las herramientas necesarias que despierten y estimulen su autoaprendizaje.

Nuestra Misión

Santa Vicenta María acogió en su casa a las jóvenes que llegaban del campo a la ciudad en busca de trabajo, y les ofreció un ambiente educativo que favoreciera su madurez humana y cristiana, y una formación profesional que al mismo tiempo que les proporcionara un puesto de trabajo, fuera instrumento de transformación y mejora de la sociedad.

Hoy continuamos la misión que ella comenzó, acompañando a los adolescentes y jóvenes en su proceso personal de crecimiento integral en todos los ámbitos, para que encuentren su propio camino.

ESPIRITUALIDAD DE NUESTRA MISIÓN
La misión de nuestra Institución brota de la experiencia espiritual de Vicenta María, arraigada en la contemplación de la vida y la misión de Jesús y en la mirada comprometida a la sociedad en la que vivió. Esa espiritualidad que nos significa, se expresa hoy en estos rasgos.

EVANGELIZAR
Educamos con una visión carismática fundamentada en el amor, la prevención y la acogida a la juventud.

APOSTAR POR JÓVENES EN SITUACIONES DESFAVORECIDAS.
Partiendo de nuestro carisma nos comprometemos con los jóvenes en situación de necesidad, desde un modelo de aprendizaje personalizado, evitando la exclusión social y educativa, teniendo en cuenta sus intereses e inquietudes para educar a través de ellos y así poder atender la diversidad.

ORIENTADA A LA PREVENCIÓN.
Queremos un estilo preventivo actualizado desde el valor de la persona y su dignidad, desde una pedagogía y pastoral liberadora, potenciando los recursos de cada joven, enfocado a lograr personas autónomas .

FORMACIÓN INTEGRAL
Impulsamos la formación integral, acompañando a cada persona desde su realidad actual y cambiante, para que pueda desarrollar todo su potencial, fomentando su integración en la sociedad, y su inserción en el mundo laboral.

GUÍAS PERMANENTES, MEDIADORES DE APRENDIZAJE.
Evolucionamos desde el educador transmisor de conocimientos hacia el mediador de aprendizaje, guía, orientador.


Nuestros Valores


Entendemos por valores las cualidades, principios y virtudes que nos caracterizan como Institución, como parte de la familia congregacional, y que son el motor de toda nuestra acción educativa.
Configuran nuestra identidad y se reflejan en todos nuestros Centros. Nos orientan ante la toma de decisiones, dificultades, problemas y retos de futuro.
Son lo más positivo que tenemos, generan dinamismo, nos cohesionan y son la fuente de energía que nos sostiene unidos como comunidad educativa.

FE, ESPIRITUALIDAD Y ALEGRÍA
Despertamos la inquietud por la búsqueda del sentido de la vida a través de la dimensión trascendente y de la fe.
Propiciamos experiencias de silencio interior que lleven al conocimiento propio y al encuentro con Dios.

ACOGIDA
Nuestro Centro vive la acogida, manifestada en la aceptación incondicional de la persona, prestando atención a sus necesidades, desde la presencia y la escucha, para potenciar lo mejor de cada una.

ACOMPAÑAMIENTO
Trabajamos en nuestros Centros la entrevista personal, el seguimiento actitudinal, académico y profesional.
Caminamos junto a nuestros jóvenes ayudándoles en el proceso de su crecimiento personal para que adquieran las competencias personales, profesionales, sociales y espirituales, para el desarrollo integral y su integración social.

AUTONOMÍA.
Ofrecemos herramientas para que el alumno valore, reflexione y evalúe su propio aprendizaje

COMPROMISO
Como comunidad educativa motivamos en el compromiso con la vida, que se traduce en actitudes y vivencias de solidaridad, empatía, responsabilidad, trabajo en equipo, cooperación en la realización de proyectos humano/sociales. Educamos en el esfuerzo, la honradez y responsabilidad en el trabajo

CREATIVIDAD
Despertamos y estimulamos en el alumno su imaginación e ingenio proporcionándole pautas de aprendizaje, poniéndole en situación de búsqueda, y de confrontación que le permita crear imágenes y espacios adecuados a sus necesidades personales, intelectuales, y laborales, enriquezca su futuro humano y espiritual y le proporcionen una adecuada vida profesional.

INTERÉS
Una titularidad y dirección preocupadas por las inquietudes de los jóvenes y las necesidades de la sociedad.
Una administración preocupada para que todo esté organizado y que el centro se mantenga actualizado en sus recursos.

UTILIDAD DE NUESTROS VALORES
Estos valores, son una riqueza que queremos vivir cada vez más plenamente, transmitirlos vivencial y pedagógicamente a nuestros alumnos, teniéndolos en cuenta en sus distintas aplicaciones.


[swf]http://www.cfpminmaculadasantander.net/wp-content/uploads/animacion3.swf, 400, 18[/swf]

No se admiten más comentarios